Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
  • Inicio
  • Principios Éticos Y Valores

​Código de Etica y Buen Gobierno

Principio​​s Éticos y valores institucionales

La Auditoria General de la Republica ofrece a sus sujetos vigilados y demás actores interesados:
• Informes de auditoría técnicos y objetivos que permiten medir la gestión y los resultados de
todas las contralorías de Colombia.
• Atención oportuna y de calidad a las peticiones de los ciudadanos y actores sociales relacionados
con la gestión fiscal de los organismos de control.
• Desarrollo y ejecución efectiva de los procesos de responsabilidad fiscal, jurisdicción coactiva
y administrativos sancionatorios, relacionados con los gestores fiscales de los órganos de control.
• Diseño y ejecución eficiente de los proyectos para el desarrollo y el fortalecimiento del control
fiscal en Colombia.
• Ejercicio de la función de coadyuvanci​a de forma oportuna y eficaz a las contralorías de Colombia,
en el mejoramiento de instrumentos metodológicos y en sistemas de información relacionados
con el control fiscal.
• Participación en los escenarios nacionales e internacionales de discusión y construcción
sobre buenas prácticas en el control fiscal e impulso a la lucha contra la corrupción.
• Generación de sinergias institucionales para mejorar el sistema de control fiscal colombiano
a partir de la colaboración armónica entre las contralorías y demás entidades públicas y privadas.

Valores Institucionales

Con base en lo establecido en la misión y visión de la Auditoría General de la República,
el conjunto de valores institucionales y sus comportamientos asociados en todas las actuaciones,
protocolizamos los siguientes valores:

 

 

Honestidad ​​​Honestidad

Es el valor que nos mueve a actuar con rectitud, honradez y veracidad en todos y cada uno de los actos de la vida, de acuerdo con reglas y valores aceptados por la sociedad como buenos principios. Los servidores públicos de la Auditoría General de la República tendrán presente que en su actividad no solo se requieren conocimientos y destrezas específicas sino también compromisos éticos para no encubrir actos ilícitos, ni ser indulgentes con los infractores de la Ley y para no actuar arbitrariamente con los sujetos auditados.

​​​ 


Responsabilidad

Es la capacidad de reconocer y aceptar las consecuencias de nuestras decisiones tomadas libremente.
Es la obligación ce cumplir con el deber asignado, aportando lo mejor de nosotros mismos.
- El Auditor General de la República, su Equipo Directivo y Servidores públicos, se comprometen a
ser líderes orientadores de la gestión dentro de los principios de la calidad total, que permitan una
gestión por procesos enmarcada dentro de los principios de control en las entidades públicas.
- Los Servidores públicos con funciones de auditores, comprobarán el cumplimiento de las normas,
disposiciones y demás regulaciones que rigen los planes, programas y proyectos de las Entidades
auditadas.
- Determinaran la confiabilidad e idoneidad de los sistemas financieros, administrativos, de control
interno, de legalidad, de gestión, de resultados, verificar su cumplimiento y proponer las medidas
adecuadas para su fortalecimiento.
- Darán traslado a las autoridades competentes del conocimiento de actos presuntamente ilícitos,
disciplinarios o de connotación fiscal.

 

Independencia

Los servidores públicos de la Auditoría General de la República actuarán con independencia de
criterios, libres de prejuicios o intereses de cualquier índole, con el fin de preservar la imparcialidad
y objetividad a la que la institución está obligada.
- En el proceso de revisión de las cuentas rendidas por las Contralorías del País y las Auditorías
gubernamentales a realizar, los servidores públicos asignados obrarán con la independencia de juicio a
que están obligados por la naturaleza misma de sus funciones y por la autonomía técnica que le
otorga la Constitución y la Ley a la Auditoría General de la República.
- Los Servidores públicos de la Auditoría General de la República realizarán evaluaciones de todas
las circunstancias relevantes en tiempo, modo y lugar, elaboraran sus conclusiones sin dejar influir por
prejuicios o intereses políticos o de otra naturaleza.
- Todos los servidores públicos y en especial aquellos con funciones de auditores están éticamente
obligados a no intervenir en ningún asunto en el cual tengan algún interés personal, o de cualquier
otra índole, que constituya un impedimento para desempeñar sus funciones con la debida imparcialidad
y objetividad.

 

Objetividad

Al Auditor General de la República, su Equipo Directivo y Servidores Públicos, les corresponde emitir
juicios veraces y objetivos sobre asuntos inherentes a sus labores, evitando la influencia de criterios
subjetivos y de terceros no autorizados, debiendo abstenerse de adoptar cualquier decisión cuando
medie coacción moral que pueda afectar su deber de ser justos e imparciales en las decisiones.
Obrando siempre con justicia, severidad y firmeza.
- Los servidores públicos de la Auditoría General de la República sustentarán sus observaciones,
recomendaciones y resoluciones en los datos y evidencias resultantes de las revisiones practicadas con
plena validez documental, las que se analizarán y presentarán de acuerdo con las normas
y procedimientos emitidos por la Institución.
- Los informes incluirán con exactitud la información, precisiones y comentarios pertinentes que aporten
los sujetos auditados en descargo de las responsabilidades y observaciones imputadas.
- Los Servidores Públicos de la Auditoría General de la República aplicarán los criterios más estrictos
para asegurarse de que sus conclusiones se funden en evidencia suficiente y competente, que
sustenten las observaciones, establecimiento de responsabilidades y la imposición de sanciones.​


 


 


​​​​​​​​​​​​​​​​​​